La penetración de la violencia y del machismo en el movimiento feminista

Creo que ya es hora de que los hombres que defendemos la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres nos despojemos de ese comportamiento profundamente machista de tener que estar subyugados a un pensamiento único y unívoco. Nunca más pedir permiso para defender la igualdad. La igualdad se defiende, se pelea y se ejerce sin permiso.

Continuar leyendo

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar

Menú de cierre