La legalización del suicidio asistido.

Nestor Lutefisk

Néstor Lutefisk es un filólogo alicantino que compagina, desde hace algunos
años, su tarea en Luhu Editorial con su actividad como profesor de idiomas.
Admirador de Orwell, Sábato y los Monty Python, no se casa con ninguna
ideología política —o, al menos, no de manera consciente—. Quizás es este
escepticismo lo que le lleva a interesarse por cualquier asunto social que atente
contra la libertad moral del individuo y a reflexionar, con la mayéutica por
delante, sobre cómo la sociedad evoluciona como si se tratara de un único y
gigantesco ser vivo.
¿Qué ha aportado Néstor Lutefisk a la Humanidad? Lo más destacable: un
canal de YouTube con un toque de humor absurdo, llamado Reseñas asesinas,
y un poemario muy… muy… En fin, se titula Clavelito y Chutamonos: poesía
punkarra; que cada uno extraiga sus propias conclusiones.

Abarca algo más: el suicidio asistido. La eutanasia se aplica cuando el dolor y la agonía del paciente son inaguantables. Pero ¿por qué esperar hasta ese punto?