Hace poco tiempo dimos un pequeño vistazo al colectivo de las Mujeres contra el feminismo (Women against feminism), a pesar de haber hecho revisiones sobre los motivos y descontentos de ciertas mujeres respecto al estado contemporáneo del movimiento feminista (además de dar una pequeña pincelada a Mary Daly), lo cierto es que no tuvimos oportunidad para dar a conocer a aquellas mujeres más notorias dentro de la ideología de las WAF, dado eso, es una buena oportunidad para revisar a estas personajes apropiadamente; por cierto, se advierte que personalidades como Lauren Southern, June Lapine (ShoeOnHead), Karen Straughan y Alison Tieman serán omitidas por su obviedad (también nos limitaremos a mujeres cisgénero). Veamos que podemos encontrar:

   Miss Misa

 

  Miss Misa (Nombre real no encontrado) es una graduada en literatura inglesa y estudiante de teoría fílmica, polarizada por su constante críticas a la invasión del movimiento feminista en las esferas universitarias, donde gobiernan las políticas identitarias (lo cual juega a su favor, ya que además de ser mujer, es de origen latino y bisexual). Se caracteriza por enfocarse en la crítica a la revisión feminista del arte contemporáneo (dejando de lado la oscura y complicada literatura clásica para dar a enfocarse en esferas como los videojuegos, la animación japonesa y manga), expone abiertamente su contenido en su canal de youtube del mismo nombre donde juzga al feminismo como un movimiento cargado de misandria, es más, ella afirma sin vergüenza que en actualmente en su país las mujeres tienen muchos más privilegios que los hombres.

 

Rebecca Hargraves


Rebecca Hargraves – conocida por su pseudónimo Blonde in the belly of the beast- es una graduada de economía de la universidad de Missouri, en su época universitaria se enfrentó a lo que ella llama una “cara parasitaria” del movimiento feminista que hizo desertar del mismo y de la izquierda política (aunque ella misma sostiene que nunca llegó a llamarse públicamente como feminista, aunque solía empatizar con el término). Actualmente reside en Seattle y además de publicar artículos en la página TheDailyCoin, también dirige un canal de youtube donde publica revisiones a la historia y teoría del marxismo y su relación a la evolución cultural actual. Hargraves se declara abiertamente antifeminista y antimarxista, sin embargo, su contenido combina el tono humorístico con las revisiones de nivel académico.

Recientemente ha cubierto los desastres de regímenes comunistas como Holodomor, además de realizar críticas al arte moderno (implícitamente haciendo uso de la teoría de lo Dionisio vs lo Apolonio de Camille Paglia); oportunamente ofrece críticas al feminismo bajo títulos explosivos como “El feminismo es para feas y tontas”.

Brittany Pettibone

Brittany Pettibone es una escritora de ciencia ficción y comentarista política, a pesar de no haberse declarado abiertamente como una Mujer contra el feminismo, ha desarrollado una carrera periodística al entrevistar y dar visibilidad al movimiento 120 decibelios. Se volvió especialmente popular debido a que (Al igual que su compañera periodista Lauren Southern y Martin Sellner) se le negó recientemente su entrada a Inglaterra. También se ha esforzado en dar visibilidad a las menospreciadas voces de las mujeres conservadores en su serie de entrevistas tituladas Virtue of the West (donde ha entrevistado a varias mujeres que aparecen en esta lista).

 

Barbara Horvat

Barbara es una personalidad de internet conocida por su canal de youtube: Barbara4u2c, donde inicialmente realizaba escenas cortas de comedia para luego orientarse a ser informante política; es de origen eslovaco y actualmente reside en Los Angeles. Es una declarada antifeminista y se ha enfocada recientemente a cubrir la crisis de inmigración en Europa su relación con el feminismo; ha sido brutalmente crítica con el movimiento #MeToo ya que lo considera un movimiento inservible que sólo infantiliza a las mujeres y cubres sus acosos en caso de sus perpetradores no sean hombres racializados; esto se debe a que ha cubierto profundamente al movimiento 120 decibelios y como este ha sido demonizado como racista por #MeToo. Su contenido más reciente corresponde a la serie de noticias “Pequeña Europa, gran problema” donde revisa los abusos sexuales a mujeres a manos de inmigrantes y sobre como el movimiento feminista se ha quedado en silencio, también lo crítica por ser una fuerza profundamente anti-hombre.

Josephine Mathias

¿Acaso creían que no mostraría a mujeres de raza negra? Josephine Mathias puede resultar particularmente especial, es una estudiante de ciencias políticas y fue alumna del notorio profesor Jordan Peterson. Actualmente ha otorgado contenido al diario The National Post y dirige un canal de youtube bajo el título de My Name Is Josephine. Adquirió una particular fama cuando denunció un caso de adoctrinamiento en la universidad de Ryerson cuando su hermana menor escribió un ensayo de sociología sobre la brecha salarial, sin embargo, su maestra de sociología le exigió usar únicamente referencias de data feminista y advirtiendo que cada fuente que contradijese la misma no sería válida. Recientemente ha cubierto el rechazo a las agrupaciones del movimiento por los derechos de los hombres dentro de los clubes universitarios. También ha dedicado contenido a criticar la condición del movimiento Black Lives Matter.

Roaming Millennial


Roaming Millennial (nombre real no encontrado) es una inmigrante de legal proveniente de Hong Kong y graduada en ciencias políticas a la escasa edad de 22 años. Es una personalidad bastante particular, caracterizada por su amplio entendimiento de las ciencias políticas y su llamativo tono gentil y carismático. Es una declarada Mujer contra el feminismo y antifeminista. Si bien dedica principalmente su contenido a ser comentarista política, se ha popularizado por realizar entrevistas a personalidades como Ben Shapiro, Christina Hoff Sommers, entre otros. Acusa principalmente al movimiento feminista como doctrinario, sectario, fundamentalista, anticientífico y anti-intelectual.

Alfsvoid


Alfsvoid (Nombre real no encontrado) es una de las mujeres más nuevas dentro de esta categoría, a diferencia de las anteriormente mencionadas, Alfsvoid no es ni política ni economista, es una graduada en filosofía. Su contenido cuenta con una variedad interesante, enfocándose en la teoría de los videojuegos y la teoría feminista, en sus videos “Porque creo que el feminismo es un sin sentido” revisa la aplicación de la dialéctica hegeliana y su aplicación a la teoría del patriarcado (Según ella, la frase de Milo Yiannopoulos “El feminismo es cáncer” es, de hecho, correcta y adecuada), también se ha enfocado en la infantilización de la mujer a través del feminismo. Hace poco realizó una entrevista en la HoneyBadgerRadio (Podcast dirigido por mujeres que pertenecen al movimiento por los derechos de los hombres) donde invitada personalmente por Karen Straughan.

Po the Person


Po the Person (Nombre real no encontrado) es una graduada en ingeniería que comenzó a producir contenido tras el escándalo del memo de Google producido por James Damore. Po denuncia abiertamente como el movimiento feminista da perspectivas unidimensionales y sesgadas respecto a las mujeres en la ciencia y las profesiones técnicas; ella declara que el movimiento tiene una gran tendencia a “engañar” a las mujeres. Hija de una fanática de Germaine Greer, Po es de las mujeres más osadas ya que ha tenido la audacia de enfrentar, entrevistar y debatir con varones miembros del MGTOW (aunque no los descarta terminantemente como meros misóginos que no pueden conseguir novias).

Diana Davison

Diana Davison es una caricaturista y artista de origen canadiense, ella afirma que en Canadá se tiene el privilegio de observar en primera fila los efectos del lobby feminista, razón por la cual inició un canal de contenido con el nombre inicial de Feminism LOL, para luego cambiarlo por su nombre real.
Ha dirigido conferencias destinadas a la discusión de los derechos de los hombres y otras respecto a crítica del feminismo. Si bien Diana se considera anti-feminista, lo cierto es que identifica y diferencia el actuar del movimiento en 3 facetas diferentes: el hogareño (el cual ella misma considera positivo tanto para hombres y mujeres, enfocada a una redistribución de las tareas domésticas), el de las relaciones sociales (uno particularmente odioso, pero no tan atemorizante) y finalmente el legal (aquí es cuando hablamos de leyes extrañas en las que nadie sabe lo que está ocurriendo –Citando a Diana-).

Diana es una crítica muy severa, tacha al feminismo de dogmática, de aburrido, comparable con la cientología y entrega su contenido bajo títulos incendiarios como “Feministas acosadas por la lógica”; “Porque el feminismo es un fraude”; “La divina estupidez de las mujeres”, etc.

Lo cierto es que Diana es bastante empática con los miembros del MGTOW (peculiar entre las mujeres contra el feminismo, ya que estas no son tolerantes con las ideas misóginas como podría asumirse), es más, vendría a ser lo más próximo a una pensadora suscrita a Esther Vilar de hoy en día.

Janet Bloomfield


Janet Bloomfield, junto con Karen Straughan y Alison Tieman son de las más grandes representantes del movimiento por los derechos de los hombres (me resulta curioso que el movimiento de los hombres sea formidablemente dirigido por mujeres). Ella es una ama de casa, aunque es titulada en teoría fílmica. Ella afirma que la teoría feminista ha plagado la teoría del cine en las universidades, y es su profundo conocimiento de la misma la que la ha llevado a oponérsele tan agresivamente:

Esta es la lista de libros de teoría feminista (y asociados) que Janet afirma haber leído ( y ciertamente, una mujer con el estómago para leer títulos como el Manifiesto Scum, Woman-Hating, Outercourse y Feminismo no-modificado debe tener cierta paciencia o mucha dedicación). Janet comenzó a cuestionarse su participación en el movimiento feminista (del cual solía pertenecer) cuando dejó su carrera para convertirse en una ama de casa convencional, sin embargo, sus colegas feministas comenzaron a denigrarla abiertamente. No fue hasta que leyó La mística de la feminidad de Betty Friedan que encontró un motivo tras estos ataques, así comenzó su cruzada contra el feminismo y su participación por los derechos de los hombres.

Actualmente dirige una página personal titulada JudgyBitch, donde publica revisiones críticas a feministas populares de américa como Anita Sarkeesian, Clementine Ford y Amanda Marcotte (de vez en cuando hace comentarios de la política popular). Ella misma considera irónico que habitualmente se le acuse de “no tener idea de qué trata el feminismo”, especialmente tras haber pasado años estudiándolo; sostiene que las mujeres que acusan a otras con esta declaración generalmente son precisamente las que no tienen idea de que trata el feminismo (o por lo menos de las ciertas ideas que han salido bajo su tutela).

También es una escritora auto-publicada, ha escrito una novela de ciencia ficción: The Fitness Test y una recopilación de sus artículos sobre feminismo titulado Feminisn’t.

Helen Pluckrose

Helen Pluckrose es una contribuidora para la revista AroeMagazine. Anteriormente se denominaba como feminista liberal, pero la llegada del feminismo postmodernista la desalentó y la llevó a dejar el feminismo, en su nota ¿Por qué dejé de llamarme feminista? , explicó su inicial descontento con el feminismo radical, el cual denomina como algo tolerable, pero no fue hasta la llegada de la teoría postmodernista que el feminismo fue modificado profundamente; en pocas palabras, el feminismo –Así como el movimiento LGBT– perdieron en su enfrentamiento contra el postmodernismo.

Surgió el arte feminista postmodernista, sin cronología y sin consistencia, un arte urinario. Comenzaron las olimpiadas de la opresión, las mujeres comenzaron a pelear por quién era la más oprimida, el mensaje del feminismo cambió de “Todo el mundo merece los derechos humanos e igualdad, y el feminismo se centra en conseguirlos para las mujeres”, para convertirse en: “Los individuos y grupos de todos los sexos, razas, religiones y sexualidades tienen sus propias verdades, normas y valores. Todas las verdades, normas culturales y valores morales son iguales. Las de los hombres blancos occidentales y heterosexuales han dominado injustamente a otras en el pasado, por lo que ahora ellos con todas sus ideas deben ponerse a un lado a favor de los grupos marginados”.

Debra W. Soh

Entramos con los pesos pesados, Debra Soh es una neurocientífica e investigadora sexual (aliada de Peggy Sastre) que ganó protagonismo por su apoyo al memo de Google enviado por James Damore, según ella, el feminismo está completamente divorciado de la ciencia y la búsqueda de la verdad. En su serie de entrevistas “Sexo, género y mierda”, hace revisiones puntuales a los datos expuestos por el memo de Damore y explica las fallas de la teoría de género que postula al género como un constructo social, además de la teoría de los géneros neutros, no-binarios y la transexualidad.

Recientemente ha escrito columnas en la revista Playboy denunciando como la lucha por la igualdad está produciendo más sexismo y la fastidiosa corrección política de las universidades universitarios, las protestas contra las lecturas científicamente informadas y la creciente censura de los medios de expresión.

Janice Fiamengo

Janice Fiamengo es una preferida personal con la que me identifico bastante, al igual yo, ella solía ser una feminista radical devota a las lecturas de Andrea Dworkin y Catharine MacKinnon, no obstante, ella abandonó su postura y comenzó a re-evaluar sus ideas e interpretaciones de sus experiencias vividas cuando obtuvo su primer trabajo producto de acción positivo (o sea, para llenar una cuota de mujeres contratadas).

Actualmente es una profesora con estudios doctorales en la universidad de Ottawa en el departamento de inglés (Miembro de la facultad de artes) y cuenta con una serie de videos crítico/educativos bajo el nombre de “El archivo Fiamengo”, donde discute una gran cantidad de activismo feminista actual, además de realizar críticas incendiarias a los estudios de género y a los productos académicos expulsados por los departamentos de estudios de la mujer (Todo bajo títulos incendiarios como “Por qué soy antifeminista”, “Pobre de mí, feminismo”, “Los estudios de la mujer deben morir”, entre otros.

También se ha proclamado como defensora de la libertad de expresión y el derecho a disentir; también es miembro importante de la organización CAFÉ (Asociación canadiense por la igualdad) donde se realizan lecturas de mano de Janice, Karen Straughan y académicos como Dean Harvey y Barbara Kay.

Menciones honrosas: Phyllis Schlafly

Esta es una mujer bastante polémica, Phyllis Schlafly era una abogada de derecha que es principalmente recordada como “la mujer que luchó contra la igualdad de género” en los Estados Unidos, expliquemos esto, en su época dorada, en los Estados Unidos se legislaba por la llamada “Enmienda por la igualdad de derechos” la cual estipulaba la completa igualdad de derechos y responsabilidades entre hombres y mujeres en todas las consideraciones de la constitución. Phyllis se oponía terminantemente a esta, principalmente porque temía que la enmienda acabase privilegiando a las mujeres en vez de otorgarles igualdad de derechos, pero al mismo tiempo, temía un backlash ya que –y así como lo afirmó en su debate con Betty Friedan- la enmienda podía usarse como excusa para incluir a las mujeres en el servicio militar obligatorio (tanto para Schlafly como para Friedan esto era impensable, al mismo tiempo, a ninguna de las 2 se les cruzó por la mente la posible abolición del servicio militar obligatorio para hombres –Esto en referencia al debate que mantuvieron-)

Phyllis era terminantemente crítica con el feminismo, en sus últimos años de vida escribió el libro El otro lado del feminismo con Suzanne Venker, un texto que narra las contraproducénticas narrativas del feminismo y como acabó perjudicando a las mujeres, al mismo tiempo, combatía que las mujeres “le deben todo al feminismo” ya que ella ya era una graduada en leyes mucho antes de la segunda ola del feminismo (Sin embargo, es criticable que Phyllis aportaba esta perspectiva como una mujer que provenía de una familia exitosa y acaudalada, la cual, no era necesariamente la condición de todas las mujeres en América).

Ella lapidaría:
“El movimiento feminista no sólo es incompatible con la felicidad; ellas no quieren igualdad. Quieren eliminar todo lo masculino”.
Recomendaba terminantemente a los hombres evitar a toda costa las relaciones sentimentales con las mujeres feministas, ya que estas eran mujeres con tendencias a ser miserables y llenas de odio.

Arianna Huffington


Arianna corresponde a una mención diferente a Phyllis, principalmente porque ella no está muerta y su postura ha cambiado radicalmente desde los años 90’s. Huffington es la creadora del diario online The Huffington Post, por lo que debe resultar extraño que ella se haya categorizado como una mujer que se oponía al feminismo, lo cierto es que ella inicialmente era una mujer conservadora con críticas fulminantes al movimiento.

A la prematura edad de 23 años se encontraba escribiendo su primer libro La hembra mujer, el cual es una respuesta directa al libro La hembra eunuco de Germaine Greer; en el mismo Arianna revisa el movimiento feminista como desastroso, en la época, a pesar de los avances del movimiento, las mujeres parecían no estar complacidas, a medida que el feminismo comenzaba a progresar, también aumentó considerablemente la cantidad de mujeres que consumían antidepresivos o que padecían adicción a las drogas; también, las mujeres han reportado que desde los años 70’s su vida se ha vuelto menos feliz.

 

Para Huffington, la culpa se encontraba en el feminismo, un movimiento caótico que no sabía distinguir entre “la felicidad de las mujeres” con “la felicidad de las feministas”; si bien a Huffington se le puede criticar el hecho de que únicamente leyó a Germaine Greer y a Kate Millett para su libro, es debido decir que ella fue firme en su posición.

En el año 1994 ocurrió algo apasionante, ella fue partícipe de un debate televisado que poseía el nombre de “El movimiento femenino ha sido desastroso”, Arianna debatió en contra del feminismo junto a las feministas disidentes Elizabeth Fox-Genovese, Helen Alvare y el político conservador William Buckley Jr; sus contrincantes y defensoras del feminismo no fueron nada más y nada menos que Betty Friedan y Camille Paglia (y a pesar de considerarme entusiasta de Paglia, es debido decir que Arianna fue capaz de enfrentarse a ambas).

Eventualmente Huffington se volvería de izquierda, lo cierto es que mucho se teoriza que ella optó por esta postura política únicamente por que era una postura recientemente popular y mercadeable, por lo que Arianna esperaba poder obtener ganancias con activismo liberal.

@DominoYayo

Balderouge

Ex feminista radical.

Deja un comentario

Menú de cierre