IMPORTANTE: Este artículo hace uso de multitud de enlaces externos para reforzar su contenido. Han sido insertados bajo palabras o frases que aparecerán subrayadas. Si hacéis clic sobre ellos, seréis redigiridos.

Nunca antes en la historia un grupo de personas había logrado engañar a la humanidad de tal forma, haciéndose venerar como los “buenos” de este mundo, pero a la vez, escondiendo toda la verdad durante tantos siglos.

 

Les quiero hablar de algo que, si bien es cierto, y cada día parece más claro, aún hay mucha gente que lo desconoce. Hablaré de la relación entre el socialismo y comunismo con el Vaticano; más específicamente con la Compañía de Jesús, la conocida orden de los jesuitas.

Considero importante hacerlo porque muchas personas piensan que la iglesia y estas corrientes tiránicas no están relacionadas, que son ajenos o que nunca tuvieron nada en común, pero verán que en realidad no es así.

 

En primer lugar, entendamos algo: así como todo el mundo quería ser amigo del emperador romano de turno, todo mandatario quiere ser amigo del Papa, e independientemente del credo, todo político quiere ganar la confianza del Papa de turno. La palabra clave: influencia.

Y no es para menos; con más de 1.000 millones de fieles, y cantidades impresionantes de iglesias en el mundo, la influencia de la misma es incomparable, como lo ha sido a lo largo de la historia. La iglesia, por tanto, está en el mapa de influencia mundial.

 

En el pasado, por ejemplo entre el siglo XII y hasta comienzos del siglo XVIII, la influencia de la iglesia se notaba fácilmente porque los Papas provenían de familias importantes de la época como Conti, Medici, Orsini y Borgia (o Borja) entre otros. Si revisan la larga lista de Papas en esas épocas, se darán cuenta de la repetición de apellidos y vínculos familiares. Familias destacadas que ostentaban una vida de privilegios, y me refiero a riquezas, por supuesto.

Verán, en el siglo XVI, pasó algo trascendental para la iglesia y el mundo. El español Ignacio de Loyola funda la Milites Christi, mejor conocida como compañía de Jesús o la Orden Jesuita, con el objetivo de ser “misioneros de la fe cristiana y ayudar a evangelizar”. Ojo, Ignacio de Loyola no era un sacerdote, sino un oficial español de alto rango, un militar. ¿Quiere decir que los jesuitas al comienzo iban armados con espada bajo el hábito? ¡Sí!, literalmente.

 

Es importante mencionar que circulan rumores en la web que aseguran que los jesuitas tienen relación con los illuminatis y otros grupos de poder, pero lo que podemos decir es que Ignacio de Loyola tenía el respaldo del poder económico de la realeza, en su mayoría de la República de Venecia, aunque también de personas de la península ibérica. Cabe destacar:

Gasparo Contarini, Andrea Gritti, Alessandro Farnese duque de Parma, Francisco de Borja, Pedro Faber, Simão Rodrigues, Nicolás Bobadilla, Francisco Xavier, Diego Laínez (jesuita con raíces judías) y Alfonso Salmerón.

Poco tiempo después, era tan rotundo el éxito de los jesuitas en la consecución de nuevos “fieles” (nótese las comillas), que la iglesia les dio cada vez más apoyo para continuar con tan “prístina” misión. Mencionar la educación como frente estratégico de los jesuitas. Luego de 50 años de su fundación, los jesuitas ya controlaban centenares de escuelas. Y luego de 200 años, eran más de 700 los planteles educativos administrados y controlados.

 

Como buen militar, Ignacio De Loyola y los que le siguieron habían creado una estructura que de forma sutil y eficiente reclutaba miembros requeridos para la expansión de su propia orden, más allá de la simple evangelización proclamada inicialmente. ¿Cómo lo hacían? Inmoralidad, intrigas, frecuentes crímenes y mucha codicia. Los jesuitas no fueron muy queridos; allá donde llegaban, tarde o temprano los terminaban expulsando una vez se descubrían sus planes de adoctrinamiento.

Para que se hagan una idea de la codicia jesuita, el Papa Inocencio X dijo en 1647 “toda la riqueza de Sudamérica está en manos de los jesuitas”. Y te preguntarás qué tiene esto que ver con el tópico inicial del comunismo.

 

En Paraguay, desde el siglo XVI, los jesuitas implementaron el sistema de comunas, llamados reducciones, de indios guaraníes bajo su control. Años después, este sistema experimental se conocería en Rusia como comunismo. Además, sería en Paraguay, donde por primera vez se crearía una guerrilla revolucionaria:

En 1750, España y Portugal firmaron el Tratado de Madrid para establecer los límites en las colonias sudamericanas, quedando Portugal con el territorio donde los jesuitas trabajaban explotando y esclavizando a los indios guaraníes. Los jesuitas, por supuesto, no iban a renunciar a sus tierras y plantaciones, así que armaron -literalmente- a sus conversos guaraníes, y libraron una prolongada guerra de guerrillas, obteniendo la victoria y reteniendo los territorios “para España” (nótese las comillas).

 

¿No hubiera sido más fácil negociar con Portugal y quedarse en esas tierras? Improbable, porque el marqués de Pombal, primer ministro de Portugal, estaba en contra del papado. Después de la guerra en Paraguay, el marqués expulsó a los jesuitas de Portugal y el resto de territorios, y logró que el Papa Benedicto XIV investigara a la Compañía de Jesús (de algo se debió dar cuenta).

El error -estratégico- de los Jesuitas en Paraguay, produjo secuelas en Europa que llevaron a que se investigase la Orden en varios países. Francia les quitó sus propiedades; los gobiernos de Parma, Nápoles y Malta los desterraron. En España, se prohibieron los establecimientos de jesuitas en toda la península y colonias. El rey Carlos III los apresó por miles y se los envió al papa Clemente XIII, quien estaba siendo presionado por las principales cortes europeas para que suprimiera la Orden. Cuando el papa Clemente XIII estaba a punto de aprobar la supresión definitiva de la Orden, murió envenenado (!), con tan mala suerte para los jesuitas, que el nuevo Papa, Clemente XIV, comprendió inmediatamente el astuto plan, inclusive los temas de manejo de recursos que se traían, procediendo, en 1773, a expulsar a todos los jesuitas del Vaticano. Lo curioso es que un año después, este Papa también murió envenenado.

 

Los jesuitas (ilegalmente) siguieron funcionando en Rusia gracias a la Zarina, Catalina II. Era el único país que no había acatado la supresión. Los jesuitas -como de costumbre- buscaron que la educación de los rusos quedará en sus manos, aún cuando la Zarina profesaba libertad religiosa. Finalmente, lograron convertir al catolicismo a varios miembros de la familia de la Zarina y algunos de sus ministros, lo que causó -entre otras- que la Zarina los desterrara de toda Rusia, en 1820. Los jesuitas juraron regresar. Un siglo después, su venganza cayó sobre la casa del zar cuando trajeron la revolución bolchevique a Rusia, sumiendo a la ciudadanía rusa en la esclavitud socialista; el mismo plan que habían usado en el virreinato de La Plata (Paraguay).

 

De todas formas, la expulsión de 1773 duró poco. A inicios de 1800, se realiza un proceso de “restauración”, y los jesuitas vuelven a ser admitidos en la organización vaticana. Y, en 1824, el Papa Leon XII entrega formalmente la potestad sobre el sistema educativo a los jesuitas. Con el manejo de la  educación de forma completa e integral (no solamente escuelas), definieron todo: El sistema de enseñanza de hoy, los años de estudios, materias, áreas de conocimientos, etc… sigue los mismo postulados que establecieron los jesuitas  hace 200 años.

Desde 1870, además de colegios e instituciones para niños y jóvenes, los jesuitas poseen autoridad sobre todas las Universidades Católicas del mundo.

 

Contrario a su origen castrense, los jesuitas predican la doctrina de Jesús, por lo tanto era de esperar aquello de “poner la otra mejilla”, “ama a tu enemigo” y todo lo demás. Estan a la orden del día… solo para los fieles, obviamente.

Los jesuitas predican el evangelio con una variante: en vez de la tradicional historia de pecado y de salvación, la cultura “ignaciana” busca “vaciarse” del aspecto pecaminoso (ellos dicen que lo logran) para permitir al cuerpo la entrada de Cristo a ese vacío existencial. Según ellos, una parte del vacío existencial es para tener la existencia “auténtica”, a través de la obediencia a la jerarquía. Obediencia que además es absoluta; si el superior te dice que lo blanco es negro, no hay derecho a réplica. Para ello tienen “ejercicios”…

La otra parte del buscar “vaciarse” indica que además de obedecer, se deben llenar de conocimientos para poder luego mandar. Para un jesuita obedecer significa obedecer lo que mande la autoridad jerárquica en ese momento. Recuerda, evidentemente, a un militar. Es muy común que la autoridad ordene al jesuita que “mande y dirija” en un ámbito concreto donde estará su misión. Por eso, si tienen ocasión de conocer a un jesuita, sabrán que son personas altamente entrenadas y preparadas para labores de mando y dirección. Por consiguiente, los jesuitas tienen amplios conocimientos en diferentes ramas de las artes humanas.

Por otro lado, sería muy difícil lograr ese efecto de mando en personas adultas, con formación propia. A una persona adulta, que ya está formada, no se le puede llevar fácilmente al estado de vacío que predican los jesuitas. Esta es la razón fundamental por la cual controlar la educación desde temprana edad era clave para que la estrategia jesuita -ideada por su fundador- tuviera el éxito esperado.

 

Históricamente, más allá del Papa que todos conocemos -el llamado Papa blanco-, existe otra figura conocida como el Papa negro. Se trata del General de la Compañía de Jesús o Padre General. Es la persona más influyente que conocemos, después del Papa. Ha habido 31 de estos generales a lo largo de los casi 500 años de existencia de esta congregación. (Recuerda, los jesuitas no nacieron de un sacerdote, sino de un militar).

Es importante decir que el Papa actual, Jorge Mario Bergoglio, Francisco, es jesuita, y el Padre General, el venezolano Arturo Sosa Abascal, es por supuesto un jesuita también. Además de una larga lista de jesuitas que son padres provinciales, nuncios apostólicos o presidentes de su respectiva conferencia episcopal, en muchos otros países.

Es la primera vez, en los 2.000 años de historia de la Iglesia, que ambos jefes supremos del Vaticanos son jesuitas.

Atención al símbolo que luce en su pecho (al igual que el Papa, en la foto de portada de este artículo). Es el símbolo jesuita.

 

En resumen, los jesuitas han tomado el control del Vaticano en casi todos los frentes locales (dentro de la ciudad), así como los frentes internacionales (los respectivos países).

Fueron los jesuitas los que realizaron los primeros experimentos sociales en Sudamérica; ensayos prácticos que décadas después se conocerían en Rusia como comunismo. Marx, Lenin, Stalin y otros personajes, fueron entrenados por jesuitas, al igual (se dice) que Fidel Castro Ruz. Por tanto, estamos en presencia de tiranos, que fueron entrenados por expertos investigadores de las conductas humanas a lo largo de la historia: los jesuitas.

 

Hay que entender, que los jesuitas han sido:
a- Influencia en la política y economía de muchos países.
b- Precursores de proyectos e ideas socialistas y comunistas.
c- (Hoy día) Están alineados con las agendas modernas consideradas globalistas. (Ver:¿Qué está pasando con los jesuitas?)

En este resurgimiento del comunismo (mal llamado siglo XXI), se debe entender que la fe, lo divino, lo paranormal, o solo orar, no servirá contra las tiranías, porque la tiranía del siglo XXI tiene la experiencia de más de 500 años conociendo a su presa.

Solo conociendo al verdadero enemigo, con acciones estratégicas y contundentes, uniendo verdaderamente a la ciudadanía contra las fuerzas opresoras, se podrá soñar nuevamente con la libertad.

 

 

A partir de aquí, comienza un listado de anexos independientes (algunos son aportaciones de lectores) a modo de apoyo a todo lo expuesto en el artículo.

 

  • El 15 de diciembre de 2017, la orden de los jesuitas enviaba la siguiente carta a la Organización de Estados Americanos (OEA), acerca de las elecciones de Honduras. Dos días después, la OEA -cumpliendo la «orden de los jefes»- solicitaba nuevas elecciones… ¿qué les parece?

 

  • Venezuela – conexión entre jesuitas y los narco-estados: El gobierno de Vielma Mora, del estado de Táchira, junto con el obispo Arias Blanco y el rector de la Universidad Católica de Táchira, Javier Rey Yonekura, prohíben un pronunciamiento en contra de la Asamble Nacional Constituyente, expulsando a más de 10 estudiantes por no guardar silencio.
  • El Padre General o Papa Negro, el venezolano Arturo Sosa, es el firmante número 810 del manifiesto de bienvenida a Fidel Castro, durante la toma de posesión del Presidente Carlos Andrés Peréz, en Caracas, 1989. 25 días después estallaba el Caracazo; una insurrección comunista, que los medios divulgaron como «revuelta popular». Su pasado izquierdista y rebelde se puede leer aquí
  • No sé si Simón Bolívar llegó realmente al grado 33 de masonería, pero puso la educación en manos de los jesuitas, dándose cuenta al final de su vida que fue víctima de su propia invento de “libertad”, es decir, víctima del juego a tres bandas entre los jesuitas, la masonería y el Vaticano.
  • En Venezuela, el Padre José Palmar, aparentemente “franciscano”, confiesa haber sido influenciado durante 14 años por personajes como el jesuita Monseñor Roberto Lückert, al punto de compartir abiertamente la “cultura ignaciana».
  • Venezuela: El Padre jesuita Numa Molina, en el domingo de Pascua del 1 de abril 2018, defendió tajantemente los “logros” de la revolución bolivariana de Chávez y Maduro. ¿Alguna duda que los jesuitas son amantes del comunismo y la destrucción?
  • Lo que fuera un colegio de jesuitas, ha sido transformado en un museo de la cubanización de Venezuela. Por supuesto, la curia jesuita entrega esa edificación con todo el placer, ya que Fidel Castro es uno de ellos. Véalo.
  • El empresario millonario venezolano Lorenzo Mendoza dice «definir los próximos pasos en lo que son mis convicciones, en lo que mi formación jesuita en el caso personal me dio».
  • La periodista y escritora venezolana, Patricia Poleo, en reveladora entrevista al Padre Pedro Freites, quien hace un análisis relevante acerca de los jesuitas y la Teología de la Liberación, el comunismo y el Foro de Sao Paulo en América Latina. Extractos resumen de la entrevista y subtítulos aclaratorios.
  • El socialista venezolano Pablo Medina, uno de los fundadores del Foro de Sao Paulo, mencionando algunas organizaciones de poder dentro del ámbito de América Latina, y a los grandes responsables del desastre, es decir la Internacional Socialista y el Vaticano. Escúchelo aquí.
  • En Brasil, el sacerdote dominico Frei Betto (Carlos Alberto Libânio), influenciado por jesuitas, adopta la Teología de la Liberación. Perteneció a la guerrilla del Acción Libertadora Nacional y fue un fanático de la revolución sandinista. En su libro Fidel y la Religión, dice que Fidel tenía “ética”.

 

  • Brasil: El cardenal de Brasil, Paulo Evaristo Arns, quien fuera inicialmente franciscano, pero acabó sus estudios en instituciones jesuitas, le envió una carta a Fidel Castro, en 1988, con motivo de los 30 años de la revolución comunista en Cuba, en relación a sus esfuerzo por solucionar los problemas del pueblo cubano.
  • nexo Brasil. A los jesuitas les gusta «educar». Cleyton Abreu, representante de ONG en Brasil – Serviço Jesuíta para Migrantes e Refugiados- «enseñando» a refugiados de Venezuela cómo deben ocupar propiedades ajenas y luego burlar la justicia. ¿Qué cómo sabemos que es Cleyton Abreu del Serviço Jesuíta para Migrantes e Refugiados ? Aquí lo tienen:

 

  • La mentora política del Papa Francisco, Esther Ballestrino de Careaga, era mujer de izquierdas, fundadora del Movimiento Femenino del Paraguay; y, en esos años, cuando trabajaba con el Papa, fue partidaria de la naciente Revolución Cubana, durante su peregrinaje a la isla.
  • Cuba: Raul Castro tras reunirse con el Papa Francisco, confiesa en una rueda de prensa, que es jesuita al igual que el Pontífice.
  • República Dominicana: Testimonio de un padre de familia, acerca de la educación de sus hijos en colegios jesuitas en ese país, especialmente en materias como historia. Es el fenómeno de «vaciarse» que predican los jesuitas a sus discípulos.
  • Nicaragua: En mayo 2018, el franciscano Francisco Uriel Molina, adepto de la Teología de Liberación (jesuita) es miembro de la «comisión de la verdad» para «investigar» muertes de manifestantes. Los nicaragüenses serán engañados, esa comisión no defiende la verdad.
  • México: En 2013, Andrés Manuel López Obrador, recién elegido presidente de la república, nombró al sacerdote jesuita Camilo Daniel Pérez, consejero del partido Morena. Recuerden que este partido es miembro del Foro de Sao Paulo…
  • El Coronel Hernán Mejía habla de la relación de las FARC con miembros de la iglesia. Este valiente oficial se infiltró en las entrañas de la organización narco-terrorista, descubriendo asuntos nunca imaginados ni por él mismo: Jerarcas de la iglesia al mando.
  • Colombia, 10 de Mayo de 2018, 22:00 h: La Conferencia Episcopal recibe en una de sus propiedades al terrorista narcotraficante de las FARC Jesús Santrich, bajo el alegato de «asunto humanitario». La realidad: evitar la extradición de Santrich.
  • Colombia: El arzobispo jesuita de Cali, Monseñor Darío de Jesús Monsalve, con miembros de la cupula de las FARC.

 

  • Francisco de Roux, jefe de los jesuitas en Colombia, siendo admirador del cura guerrillero Camilo Torres, nos recuerda el legado jesuita y la creación de guerrilla en Paraguay. De Roux es la peligrosa balanza de la “justicia”, ya que preside la “Comisión de la Verdad”.
  • Bernardo Hoyos Montoya, ex-sacerdote, político, ex-alcalde, adoctrinado durante muchos años en Brasil, por jesuitas, en la Teología de la Liberación, se refiere a las FARC como “los compañeros del nuevo partido”.
  • Elecciones de Colombia 2018: La Federación Colombiana de Educadores es una organización controlada por jesuitas. Aportan muchos jurados electorales. 13 de los 15 miembros del consejo directivo apoyan a Gustavo Petro, guerrillero comunista, que dijera «esto pasa por estudiar teología». refiriéndose a cuando estudiaba Teología de la Liberación en el colegio La Salle de Zipaquirá, cerca de Bogotá. Detrás de un comunista o guerrillero casi siempre hay un jesuita.
  • Panamá: ¿Quién dio refugio al dictador militar Manuel Antonio Noriega, el 25 de diciembre de 1989? El jesuita y nuncio apostólico en Panamá, Monseñor Sebastián Laboa.
  • Chile Pasó de tener 50 haitianos en todo el país a tener unos 300.000, unos ingresados como “turistas” y otros ilegales. Los traen con todos los gastos pagados. ¿Quien está detrás? La ONU, jesuitas y Soros…
  • Ecuador: Los diálogos de paz entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) se desarrollan en las instalaciones de una hacienda colonial propiedad de la comunidad jesuitas de Quito, denominada “Cashapamba” (llano de espinos) en idioma quechua.
  • Perú: El 20 de mayo de 2018, el Papa Francisco elige al jesuita Pedro Barreto nuevo cardenal para el Perú. El apoyo de jesuitas en países donde las corrientes neo-comunistas aún no han conseguido dominar, se intensifica con el posicionamiento de fichas claves.
  • Inglaterra, 11 de abril de 1912 El jesuita Francis Browne, que se había subido al Titanic en Southampton, baja en Irlanda, luego de pedir permiso a su superior para continuar hasta Nueva York, y recibir un telegrama en que le responde: «Get Off That Ship——Provincial!» «Bájese de ese barco». Murió mucha gente en ese trágico día, pero hay que destacar la muerte de los tres hombres de negocios más importantes del momento, B. Guggenheim, I. Straus y J.J.Astor, que se oponían a la creación de la polémica Reserva Federal, idea de los jesuitas…
  • Charles Chiniquy, autor del libro Fifty Years in the Church of Rome (50 años en la Iglesia Romana), relata una conversación con Abraham Lincoln, donde éste teme por su vida. Fue excomulgado de la iglesia católica cuando se atrevió a denunciar, entre otras, la intenciones de los jesuitas en América. EEUU romperá las relaciones con el Vaticano a partir de 1867-68, dos años después de la muerte de Lincoln. Las relaciones solo volvieron a la normalidad en 1984, durante el gobierno de Ronald Reagan y el Papado de Juan Pablo II.
  • EEUU ¿libre de pecado? Tom Shannon, Ex-Secretario de Estado, si no es jesuita lo disimula mal. Posee libros en co-autoría con altos jesuita en Estados Unidos. De los pocos en teoría “civiles”, cuyas publicaciones se referencian en la Cambridge Encyclopedia of the Jesuits. Por otro lado, ¿te has dado cuenta de que Timothy Dolan, el cardenal de Nueva York -la capital económica del mundo- es jesuita? El 21 de Octubre de 2016, en la cena de gala organizada por la fundación católica de Nueva York, Alfred E. Smith Memorial Foundation, se sentaba entre Hillary Clinton y Donald Trump. ¿Aún dudas del poder adquirido por esta Orden a lo largo de los siglos?
  • Precursores del cine (Hollywood): En alemán cine es Kino, como Eusebio Kino, el jesuita que comenzó a conducir el ganado con la técnica que vemos en las películas de vaqueros, en el Sur de California y norte de México, y más tarde, serían los jesuitas  los que empezarían a proyectar esas escenas de cowboys en sus teatros, naciendo el western, mostrando al mundo una imagen del vaquero bueno y civilizado frente al indio salvaje y malvado… Por cierto, Kino estudió en la universidad jesuita Ingolstadt, donde también estudió Adam Weishaupt, fundador de los Illuminati.
  • Rusia. En el documento 861.00/5339, titulado «Bolchevique y Judaismo», del Departamento de Estado de EEUU, fechado a 13 de noviembre de 1918, aparecen Jacob Schiff y Felix Warburg entre los principales financiadores del movimiento bolchevique en Rusia, que llevó al establecimiento del comunismo en ese país, con la toma del poder por parte de Lenin.En 1898, Jacob Schiff fundó el Schiff Fellowship in Political Economy, en la Universidad de Columbia, institución jesuita.Por su parte, Felix Warburg se casó con Frieda Schiff y fue el fideicomisario de la Universidad de Columbia en Nueva York.
  • Karl Marx: Aunque poco se habla de su juventud en sus biografías, sabemos que estudió en el Gimnasio Estatal Federico Guillermo (1830-1835), escuela jesuita reestructurada como escuela secundaria secular. Marx duró allí desde los 12 a los 17 años. Imagen del libro de A. Fernández.

 

  • Vaticano y su poder: El Vaticano posee su propio tribunal judicial -una suerte de corte marcial- llamado Tribunal de la Rota Romana. La gran diferencia es que ningún miembro en el mundo puede ser juzgado localmente. Ese poder solo lo tiene Roma. Además, el Vaticano no paga impuestos ni de renta, ni retención, ni ventas… ¡Nada! Aun cuando en tu país existe una la actividad económica llamada «Asociación religiosa». Y sólo unos pocos miembros (450) poseen la nacionalidad vaticana.
  • ¿Quieren saber por qué los jesuitas hicieron la guerra a Benedicto XVI? El 6 de Agosto 1984, Juan Pablo II aprobó al cardenal Ratzinger una «Instrucción sobre aspectos de la Teología de la Liberación». 11 capítulos de dura crítica.
  • La elección de Bergoglio como Papa (Francisco) sigue generando polémicas sobre las mafias que presionaron por su elección, a través del apoyo del cardenal Kasper y el grupo de San Galo, entre otros. Esta vez el que habla es Monseñor Livi en esta entrevista.
  • Bildelberg 2018: Por primera vez, en los 66 años de existencia de Bildelberg, fue invitado el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin. Esto ocurre precisamente ahora que los jesuitas tienen el poder en la «Santa Sede».
  • En 2015, en un comunicado de prensa oficial, el Vaticano trata de alejarse de la responsabilidad de haber creado la Teología de la Liberación, esta vez apuntando a la KGB. Sin embargo, se sabe que sacerdotes jesuitas como frei Betto estuvieron involucrados.
  • ¿Sabías qué existe una organización que agrupa supervivientes de abusos cometidos por curas? A ellos también han tratado de silenciarlos.
  • Conozca a OXFAM, gigantesca ONG fundada en 1956 como Secretariado de Misiones y Desarrollo de la Compañía de Jesús (jesuitas), y con vínculos con George Soros. Entre otras, actuó en el desastre de Haití, en donde innumerables casos de abuso y pederastia fueron reportados en su contra.
  • Ni en el diccionario de la Real Academia Española (RAE) se salva la Orden de los jesuitas. Ver definición 3.
  • Juramento de los jesuitas, publicado en el libro “The Engineer Corps Of Hell” (El Cuerpo de Ingenieros del Infierno):“prometo y declaro que cuando se me presente la oportunidad haré Guerra secreta…” Léelo completo aquí.
  • Listado expulsiones de jesuitas. En el enlace encontrarás una lista, en orden cronológico, de distintos países que, a los largo de los siglos, han expulsado a los jesuitas de sus dominios.
  • Aunque cuando no hayan estudiado en un colegio jesuita, lo que mal llamamos “educación” se debe enteramente a ellos. El adoctrinamiento está en todo. Por ejemplo, la “teoría del Big Bang” y la creación del universo, de Georges Lemaître, un jesuita nacido en Bélgica, en 1894.

 

 

PD: El autor de este artículo, Giuseppe, continúa ampliando el mismo con regularidad, y está abierto a cualquier información que queráis aportarle. Podéis estar al corriente en su Twitter o bien haciendo clic aquí. Nosotros, por nuestra parte, también intentaremos seguir actualizándolo aquí.

 

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. No tengo ideología de izquierda o de derecha, me parece que Usted miente en algunos de su párrafos como decir que el actual Arzobispo de Cali es Jesuita. Usted miente! Defender una doctrina de ultraderecha lo hace igualmente mentiroso a un marxista. Escriba con puño y letra de caballero, sino su blog se convierte en la pared y la muralla del canalla

Deja un comentario

Menú de cierre