¿Y si los humanos nos hubiéramos domesticado tal como hemos hecho con los animales que nos rodean? ¿Somos más tontos y más fofos? Abordemos la cuestión.

@darkthanos

Siuscríbete a su canal clicando aquí

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=nUi_YBlaVXw[/embedyt]

Esquizofrenia Natural

Conferencista, escritor amateur, Youtuber y pragmático humanista mexicano centrado en la política, la ciencia y la sociedad.

Esta entrada tiene un comentario

  1. La domesticación no es «ser más tonto y más fofo», sino una especialización de los individuos de una especie, en este caso poblaciones humanas, para reforzar la capacidad adaptativa del sistema social. Todos los sistemas complejos, no sólo los humanos, tienden en la Naturaleza a la integración mayor de sus elementos y su especialización. Véase la femme fatale (bella pero peligrosa) carabela portuguesa.
    Los seres humanos somos la forma doméstica del homínido, como el homínido fue un poco la forma doméstica de la familia primate, y dentro de Homo Sapiens las civilizaciones (Occidental, China, Japonesa…) representan subsistemas de la estructura demográfica de la especie, que han aumentado de tamaño y complejidad a costa de un salto en la domesticación que nos ha hecho perder mucha ferocidad e impulsividad. Estos rasgos siguen en cambio muy presentes en culturas no civilizadas de África, Brasil, Oriente Medio… como vemos en la inmigración de esos países. Ellos también tendrán que domesticarse como nosotros, para poder convivir en entornos civilizados (la civilización es el tipo de sociedad adaptada al hacinamiento y alta interdependencia de las ciudades).

Deja un comentario

Menú de cierre