El “otro” holocausto: Holodomor en Ucrania.

Por un lado, millones de campesinos hambrientos, sus cuerpos completamente consumidos por la falta de comida; por el otro, soldados, miembros de policía soviética secreta, llevando las instrucciones de la dictadura del proletariado. Habían arrasado el país como un enjambre de langostas, y se habían llevado todo lo comestible; habían disparado o exiliado a miles de campesinos, a veces villas enteras; habían reducido una de las tierras más fértiles del planeta a un melancólico desierto

Continuar leyendo

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar

Menú de cierre