Twitter es una gran red social. Es como una gran bolsa de basura habitada por un ecosistema bastante variado. Decenas de colectivos de toda profesión ideológica se enfrentan cada día en una encarnizada lucha contra sus enemigos. Millones de criaturas submarinas, trolles, feministas, hembristas, masculinistas, machistas, progres, nazis, blancos, negros, chinos y esquimales.

La mayoría de los colectivos tienen un extraño superpoder: la facilidad para ofenderse.

Nuestro invitado de hoy es el gran @HuhConH, y tiene mucho que hablarnos sobre esto. Para nosotros es un lujo tenerlo como invitado.

 

Buenos días @HuhConH. ¿Qué fue lo primero que se te pasó por la cabeza cuando nuestra colaboradora (y corresponsal en NY) Xiomara Ramírez se puso en contacto contigo para entrevistarte?

Buenos días, guapete.

Lo primero que se me pasó por la cabeza es que era una trampa, que estaba ofendida y que lo que realmente quería era contarme su vida. Después vi que no y me hizo ilusión porque os seguía desde hace tiempo.

 

¿Como nace @HuhConH? ¿Cuál crees que es el secreto de tu éxito?

La cuenta la creé hace seis años con un amigo para insultar pacíficamente a un periodista de un programa deportivo de TV. Huh es el resultado de la evolución de la cuenta a lo largo del tiempo, llevará unos 3 años casi.

El secreto del “éxito” de la cuenta creo que es la naturalidad a la hora de caricaturizar la hipocresía y la doble moral, o a la hora de exponer una reflexión. La naturalidad, la naturalidad es lo que se busca.

 

Tienes casi 40000 seguidores. ¿Por qué crees que te sigue la gente? ¿Para divertirse o por puro masoquismo?

Pues yo diría que para divertirse. Me dicen muchas veces, que escribo lo que ellos mismos piensan y que por un motivo u otro no escriben. Así que al final están compartiendo un pensamiento sin siquiera escribirlo, los palos me los llevo yo, bueno ellos a veces también: “Retuiteas a Huhconh, te voy a tener que hacer unfollow”, “Cómo vas a tener razón si retuiteas a Huhconh” XD. A otros simplemente les gustará mi cuenta.

No sé, tendré que consultar a las bases.

 

¿Ofendes o te ofenden?

Se ofenden e intentan ofenderme, pero es una minoría y además siempre son los mismos, o lo parecen. Añadiré que muchos no creo ni que se ofendan, simplemente buscan ganar unos aplausos. Por eso la inmensa mayoría de “ofendidos” cita o sube pantallazos diciendo alguna obviedad, o directamente insultando en vez de responder, responder da menos RTs. La generación de los RT, los Likes y los Zasca.

 

Fuiste aliado feminista. ¿Te sientes orgulloso de ello?

He respondido muchas veces a esto, je je je. Nunca he sido aliado (Dios me libre). Hice un Hilo sobre mi experiencia como aliado, pero he de admitir que me lo inventé todo, incluso lo de pertenecer al club de fans de Chenoa. Me arrepiento, pero es la puta realidad.

 

Si te hubieras hecho “Ally”, ¿habría sido por convicción ideológica o por postureo?

Creo que uno se hace aliado se para formar parte de algo, para sentirse reconocido y para poder mostrar ante todos que él es mejor: “Eh, miradme, soy aliado. Los hombres somos malos pero yo he cambiado. Bueno, estoy cambiando es un trabajo que nunca acaba. ¿Me oís? ALIADO, piojosos”.

Alguno habrá que creerá que hace el bien de verdad, cosas más raras se han visto.

 

Espero que, por lo menos los aliados, se lleven a casa algo positivo de esta experiencia…

No creo que haya nada positivo en decir que eres aliado; las femis te ningunean y los y las no-femis te miran como con asco/pena. No sé, no le veo nada positivo, a lo mejor dentro de sus cabezas ellos sí lo ven, a saber…

 

¿Internet se ha convertido en una especie de cuaderno bizarro en el que se vierten todo tipo de opiniones, todo el mundo ejerce su derecho a la libertad de expresión?

Evidentemente guste o no, sí. Sin salir de Twitter; yo leo muchas cosas que no me gustan, pero las ignoro. ¿Quién soy yo para decirle a alguien que lo que escribe sin mencionarme, me ofende? No me creo tan importante para pensar que todos tienen que agradarme. Es más, sé que a la gente se la suda agradarme, vamos, es lo normal. La gente tiene mejores cosas que hacer antes que agradarme o no ofenderme a mí, como, por ejemplo, no sé, contar los puntitos del gotelé de una pared.

 

En 2018 tenemos todo tipo de colectivos, los cuales hacen de sus más que discutibles dogmas una verdad absoluta. Cuando alguien les lleva la contraria, aparece una evidencia que discrepa de lo que predican, o surge un simple argumento sin maldad hace que se tambaleen sus firmes creencias y surge la “auto-victimización”. ¿Por qué ocurre esto? ¿Convertirse en víctima está de moda? ¿Es una forma de jugar con los sentimientos primarios de las personas?

Para la gente a la que te refieres, eres víctima o victimario, sin término medio. Si se victimiza, y tú no le apoyas, pasas automáticamente a ser victimario y lo que estás haciendo no es argumentar, es oprimirle. Al menos él y sus iguales lo ven así, y creo que es lo único que les importa.

 

Entonces… Las víctimas ¿nacen o se hacen? ¿Te sientes víctima de algo?

Quiero pensar que se lo hacen. Pero también creo que se está creando una sociedad débil y dependiente. El mundo no es un lugar bonito; el mundo es una mierda y la mayoría de desconocidos te pisarían por 1€, y lo siento, eso no va a cambiar. Toma las riendas de tu vida, porque al final, tú eres responsable de ti; deja de pensar que alguien tiene que ayudarte o defenderte por ser tú, porque para los demás tú vales únicamente lo que puedan sacar de ti.

Yo no me siento víctima de nada, soy blanco y hetero, ni te imaginas la cantidad de privilegios que tengo, o sea, privilegios máximos, a tope.

 

Yo considero al periodismo, el llamado “cuarto poder”, como el principal culpable de esta situación. Se manipula desde los medios de comunicación todo tipo de informaciones para conseguir que sus adeptos se sientan oprimidos y ofendidos. Se busca audiencia, se compran seguidores, se compran noticias, se silencian las que no interesan… ¿Quién crees que está detrás de todo esto? ¿No sería más fácil dar las noticias “en bruto” y que cada uno sacase su propia conclusión?

El periodismo es uno de los culpables, también lo creo, sí. ¿Quién está detrás de todo esto? Los nazis, sin duda.

 

De repente te despiertas y te has convertido en una influencer radfem, con cientos de miles de seguidores en todo el mundo. ¿Qué te jodería más: una fotopolla, que un tío cualquiera te llamase guapa o que te dijeran que no naciste víctima?

Si me despertara siendo una influencer radfem con miles de seguidores, me ofendería todo. Después haría que todos se ofendieran por lo mismo que yo. Acto seguido sacaría libros y daría charlas a 120€ para enseñarles a defenderse de las ofensas que me inventé. Es un plan sin fisuras.

 

A mí, en las RRSS, me han llamado de todo…. machista, facha, rojo, xenófobo, franco… Estos son los descalificativos “comodín” usados en Twitter cuando alguien con pensamiento hegemónico es incapaz de entender que hay otros puntos de vista más heterodoxos y que pueden ser igualmente válidos.

Pero, si hay un descalificativo que me encanta es NAZI. Parece como si al teclear esta palabra invocases el poder de todos los dioses a tu favor y con ella ganases cualquier batalla. ¿Nazi? ¿Por qué NAZI? ¿Por qué se recurre siempre a esta palabra? ¿Qué tiene de especial?

Nazi es algo que todo el mundo entiende como malo, desde un niño hasta un anciano. ¿Te acuerdas de cuando a descargarse música de internet lo llamaban “piratería”? Joder, los piratas roban y matan, nadie quiere ser un puto pirata asesino y violador. Pues lo mismo. ¿Quién quiere que le llamen nazi en público? Que los nazis mataban judíos, joder. Mejor le doy la razón en todo, paso de que crean que soy un puto nazi.

 

¿Cuál es el “punto G” de una ofensa? Es decir…. ¿dónde hay que tocar exactamente para que esta se produzca?

Ofenderse es muy subjetivo, pero creo que algo que no falla es darle en los morros con la verdad objetiva a quien te la está intentando colar. Y si encima lo haces con gracia, +1000 de ofensa.

 

¿Nos queda @HuhConH para rato?

Yo creo que sí. Llevar la cuenta no me supone esfuerzo, como he dicho antes, lo hago con mucha naturalidad.

 

¿Vías de contacto por si algún lector quisiera ponerse en contacto contigo?

Los mensajes directos, los reviso y respondo siempre que puedo.

 

Muchísimas gracias por concedernos esta entrevista, por tu tiempo y tu atención. Ha sido un placer tenerte entre nosotros. Quedas sellado oficialmente como DISIDENTE. Esperamos verte por aquí en un futuro quizás no muy lejano.

El placer ha sido mío. Por supuesto que nos veremos por aquí. Agradeceros la entrevista y agradecer a todos los que me siguen, me responden o me mandan mensajes privados, que son muchísimos. Y a los que se ofenden, también por qué no, pero a ellos menos.

Gracias, y por supuesto, ya me jodería.

PD: aprovecho para haceros spam aquí con algunas cuentas que fueron suspendidas y están de vuelta.

@Davamorgana @Irremediableme9 @yamejoderia__ @GatoDSchr0din3r @RubiaZeta @payaserx

 

Entrevista a @HuhConH

Entrevistador 

Gato de Schrödinger

En esta sección entrevistaremos a todo tipo de gente normal para intentar llegar y comprender la raíz de su disidencia. Cualquier parecido con la realidad es la pura verdad. No se ha maltratado a ningún disidente para la elaboración de esta sección

Deja un comentario

Menú de cierre