Si existió un punto de inflexión que hoy en día está afectando a Europa de un modo despiadado, ese fue sin duda el final de la segunda guerra mundial.

Por primera vez en la historia, y oculto a los medios, la banca internacional se apropiaba de más de medio mundo, proclamándose los únicos ganadores al endeudar con éxito a los vencidos y a los vencedores.

Desde aquel momento, la conocida como banca sionista se adueñó de Europa, y ha financiado varios golpes de estado que han intentado derrocar la soberanía de los países miembros, revoluciones de colores, e incluso ha hundido la economía de países defensores de su propia soberanía, como Japón, valiéndose de la Unión Europea y Estados Unidos.

 

No sólo eso. Además, implantó con éxito en los libros de historia la persecución judía, en unos tiempos de guerra donde todo disidente era fusilado, sin importar nacionalidad o creencia religiosa. Gracias a ello, una gran masa de borregos se alza en defensa del pueblo judío ante cualquier mala práctica que denuncies públicamente contra ellos.

De ahí surgió el término antisemitismo, que tan buenos resultados ha dado de cara a la impunidad de dicha banca.

 

 

 

 

 

«El sionismo es la principal causa del antisemitismo en todo el mundo.»

 

 

¿Quieres que te llamen antisemita por decir que el judío Soros y la banca sionista son unos malnacidos, que han financiado todos los golpes de estado de Europa? ¡Claro que no! Así que callémonos y contemplemos el espectáculo de Yugoslavia o Cataluña.

 

Aquel concepto dio tan buen resultado que, en su búsqueda del dumping laboral para devaluar los salarios europeos, lo emplearon con aquella mano de obra barata que nos importaron, creando también el término xenofobia.

Así, personas como este señor, se lucran diariamente con las subvenciones que reciben, en forma de favores, por las deudas de aquella guerra, a través de sus propias redes de tráfico de inmigrantes (eso que llaman ONG), mientras, gracias a la victimización de estos individuos, una gran masa de borregos se alza en defensa de los inmigrantes si denuncias públicamente que no vienen de países en conflicto.

 

Llegados a este punto, vuelvo a lanzar la pregunta: ¿Quieres que te llamen antisemita por denunciar públicamente que el tal Soros trafica con personas, para destruir los derechos que los europeos hemos obtenido tras revoluciones y guerras? ¿O acaso quieres que te llamen xenófobo por no querer acoger a todos esos pobres inmigrantes, que pueden permitirse pagar 1.000€ a las mafias de este señor, para que un barco los lleve a Europa?

¡Claro que no! Así que callémonos y contemplemos el espectáculo de Francia o Alemania.

 

*Lo de la inmigración se lleva haciendo mucho tiempo, pero las sociedades europeas (salvo Suecia) tenemos una larga tradición que ha impedido que determinadas costumbres musulmanas se arraigasen, generando el rechazo lógico a determinados intereses transnacionales.

 

Haciendo uso del «divide y vencerás», los lobbies feministas y LGTBI entraron en la educación y adoctrinamiento de masas. Ambos defienden que las mujeres y los LGTBI son discriminados y asesinados por el mero hecho de serlo.

Bajo este argumento, los gobiernos y la ONU riegan con gigantescas subvenciones a las ONG destinadas a la lucha por la presunta igualdad; y, mediante los medios, cada día se esfuerzan en magnificar cada uno de los dramas que padecen los miembros de dichos colectivos, bajo los eslóganes machismo y homofobia.

Por ello, hoy tenemos una sociedad dividida, donde las feministas y LGTBI defienden en los medios esa misma inmigración que causa casi la mitad de los asesinatos de mujeres, una gran parte de las violaciones y tira a los homosexuales desde azoteas (de momento sólo en sus países). Además de una gran masa de borregos que se alza en defensa del feminismo y el colectivo LGTBI ante cualquiera práctica irregular que denuncies públicamente contra ellos.

 

Llegados a este punto, vuelvo a lanzar la pregunta: ¿Quieres que te llamen antisemita por criticar lo que unos pocos banqueros judíos buscan destruir? ¿Y esclavizar Europa?

¿Quieres que te llamen machista por cuestionar que 50 asesinatos no lo justifican todo, y que hay causas que se llevan muchas más vidas? ¿Acaso quieres que te llamen homófobo al protestar porque, en el día del orgullo, se practican felaciones en plena vía pública por donde pasean niños? ¿O acaso quieres que te llamen xenófobo por no querer que los inmigrantes invadan tu país, para evitar perder tu empleo, y que mujeres y miembros del colectivo LGTBI sean violados y apaleados?

¡Claro que no! Así que callémonos y contemplemos (si sois capaces de hacerlo) como los inmigrantes devalúan tus derechos laborales, te hacen perder tu empleo, siguen violando mujeres y niñas, apaleando a los del LGTBI, y contemplemos sobre todo como, en la cúspide de la estupidez humana, ellos los defienden.

 

Entretanto, los hombres blancos y heterosexuales, que no hemos podido ser adoctrinados, contemplamos con horror este escenario.

Así, amigos míos, es como se creó y se implantó la corrección política.

El Misógino Feroz

Machista, homófobo, xenófobo, facha y todo lo que el sentido común represente.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Porque mentir y decir que el lgtbi y el feminismo quieren sexualizar los niños ( vieja revendicacion pedofila ) cuando en realidad es la ONU Y OMS quienes se han sacado estas mierdas de deseducacion y de teoria de genero de la manga…..y las imponen a los gobiernos…

  2. Qué alegría da encontrar artículos escritos desde el sentido común. Y mientras tanto aquí, desde la izquierda, seguiremos sin dar soluciones a los problemas de los trabajadores.

Deja un comentario

Menú de cierre