«Una mentira mil veces repetida se convierte en verdad»

Joseph Goebbels, jefe de propaganda nazi

Ante la falta de claridad legal en torno a algunos dogmas, y al desconocer si existe en España algún tipo de ley que condene a personas por ejercer su libertad de expresión y pensamiento, quiero mostrar mi más profundo rechazo hacia los autores del holocausto. Por consiguiente:

 

Quiero denunciar y denuncio a CRUZ ROJA INTERNACIONAL por visitar frecuentemente Auschwitz y documentar positivamente la calidad de vida de los presos de dicho campo de trabajo durante la segunda guerra mundial.

 

Quiero denunciar y denuncio a aquellos que publican fotos de las consultas odontológicas de dicho campamento, haciendo creer que aquello no era un campo de exterminio.

Quiero denunciar (aunque no sé si incurro en un delito de antisemitismo) que el judío David Cole muestra en el documental de su visita a Auschwitz la piscina que allí se encuentra, además del hospital, haciendo creer que aquello era un campo de trabajo y no de exterminio.

Quiero denunciar y denuncio a los albañiles que cubrieron de cemento aquel muro, junto al hospital, donde se fusilaron tantos judíos inocentes, tapando deliberadamente la prueba de la atrocidad allí cometida.

Quiero denunciar y denuncio al diario ABC y al secretario de asuntos exteriores del Reino Unido, Austin Chamberlain, por negar los 6 millones de pastillas de jabón obtenidas de la grasa de los obesos cuerpos de los judíos allí encerrados.

Quiero denunciar y denuncio a Don Pedro Varela por publicar documentos oficiales de la biblioteca nacional de Berlín, probando que, lejos de ser un campo de exterminio, era una cárcel donde se hacía trabajar a los presos. ¿Desde cuando hay que probar las cosas para considerar que algo es cierto o no? Que estamos en el siglo XXI, par favaaar!!

Quiero denunciar y denuncio a todos aquellos que se atreven a negar que los 15 hornos crematorios de Auschwitz no tenían capacidad para reducir a cenizas a los 6 millones de cadáveres nunca encontrados, y asesinados a razón de unos 250 cadáveres por horno y día, durante 5 años.

Continúo denunciando a los servicios de limpieza de Auschwitz, por borrar de las paredes de las cámaras de gas el identificativo color azul que solía teñir las superficies expuestas al Zyklon B, y no lograr extraerlo de las calderas donde se empleaba para esterilizar la ropa del tifus.

Especial mención, con la mayor de las repulsas, al museo de Auschwitz POR NEGAR EL HOLOCAUSTO, reduciendo la cifra de pastillas de jabón a tan sólo un millón y medio, minimizando incluso el daño causado al pueblo judío al mencionar que hubo más asesinados que los antes mencionados.

Por último quiero mencionar que en 1933 había una población total de 13 millones de judíos en Europa. Cifra que, restándole los 6 millones de cadáveres nunca encontrados, se redujo a 7 millones.

Mi más sincera felicitación al pueblo judío por haber logrado duplicar su población, alcanzando los 15 millones al finalizar la segunda guerra mundial.

Insto a todas las autoridades judiciales a que emprendan INMEDIATAMENTE acciones legales contra todos los mencionados anteriormente por negar un hecho tan atroz y salvaje como fue el holocausto.

Entretanto, yo seguiré impartiendo cultura al mas puro estilo Goebbels:

Los nazis mataban judíos,
Los nazis mataban judíos,
Los nazis mataban judíos,
Los nazis mataban judíos,
Los nazis mataban judíos,
Los nazis mataban judíos,
Los nazis mataban judíos,
Los nazis mataban judíos,
Los nazis mataban judíos…

 

@misoginoferoz2

El Misógino Feroz

Machista, homófobo, xenófobo, facha y todo lo que el sentido común represente.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Jose Miguel

    Buenísimo

    Felicidades Señor Misogino

    soy Apellido Obligatorio, también escribo en Disidencias

  2. Bravo, nunca se hará justicia con un episodio tan lamentable se la historia de la humanidad.

Deja un comentario

Menú de cierre