Entrevista a Joven Europeo, por Morgana

Morgana

25 años. Escribo cosas. Facha para los de izquierda, alienada para las feministas.

Ante nada, quiero darle las gracias (por milésima vez) a Joven Europeo por haber accedido tan cordialmente a que le realizase esta breve entrevista, y ya que estamos, quiero comentaros cómo llegue a conocer su perfil en Twitter. Fue en los primeros días de haber creado mi cuenta, Morgana, y entre el caos de las notificaciones que tenía, me encontré con un hilo que él había creado, lamentablemente ahora mismo no recuerdo de que iba el mismo, pero la impresión que me dejó fue de estar leyendo a una persona bien informada y que tenía herramientas para debatir muy sólidamente. De manera instantánea le empecé a seguir. Me abrumaba la cantidad de seguidores que tenía y la facilidad con la que parecían brotarle las palabras “de los dedos” al redactar tweets muy certeros. Nunca esperé un followback, por supuesto. Ya imaginareis mi sorpresa cuando un día, al entrar en su perfil (no te estaba stalkeando, estaba…revisando tus tweets) aparecían las palabritas “Te sigue” . Madre mía, ¡ soy la bomba! Eso fue lo que pensé. Desde entonces, siempre aparecen en primera fila los tweets de Joven Europeo, nunca me pierdo ninguno. Me gusta la forma carismática con las que están escritos, siempre muy reales, siempre dejando su opinión sin importar quién esté leyendo y sin dejar que una red social tan ¿caótica? como Twitter influya en sus principios para intentar agradar a un colectivo en particular.

En definitiva, que tenéis que seguir a este Joven, que en verdad, necesitamos muchos como él.

M: ¿Por qué nace Joven Europeo?

J.E: Por casualidad. Todo se debió a un amigo, alejado del mundo de la política, que hace algunos años me presionó para que me abriera una cuenta en esta red social. Empecé a escribir sobre lo que acontecía y hasta ahora.

M: ¿Qué piensas cuando te llaman facha?

J.E: Ese término, como otros, es uno de los tantos que echó a rodar la Komintern para desacreditar ideológicamente al adversario. Se convirtió en una suerte de palabra-policía que trataba de dejar fuera de juego a cualquier persona que discrepara fuera del espectro ideológico de la izquierda. El problema es que, como todo, ha sido algo que ha terminado desgastándose y que ha perdido todo su significado. De hecho, a día de hoy, esa palabra genera en mi mente la imagen de una persona con ciertos conocimientos en política y asidua una higiene diaria básica.

M: Comenta brevemente tu opinión sobre el movimiento independentista en Cataluña y el dilema de Tabarnia:

J.E: Me parece una buena idea, lo comenté el otro día en Twitter. Como decía Lord Wellington: “España es el único país donde dos y dos no suman cuatro”. Aprovechémoslo . Puestos a retorcer, rizar y trivializar, hagámoslo como mejor sabemos aquí: con humor. Si todo ello además sirve para proyectar las miserias, inseguridades y falsedades de tipos como Rufián pues bienvenido sea. Y si además nos vale y nos sobra para echarnos unas risas, mejor.

M: ¿Nos puedes hablar de tu identidad política?

J.E: Procuro no etiquetarme. Estoy con la tradición en lo social y con los trabajadores en lo político. Me interesa la verdad con mayúsculas y me conformo con que no me tomen por gilipollas.

M: ¿A qué crees que se debe el auge de los partidos de extrema derecha en Europa?

J.E: La política es como la física, a toda fuerza le corresponde una igual en la misma dirección pero en sentido opuesto. El auge de partidos identitarios a nivel europeo es el resultado de la imposición de ciertas políticas que el ciudadano europeo promedio no termina de asimilar. El auge representa el tirón de orejas.

M: ¿Qué efecto crees que tienen las opiniones de Joven Europeo en los muchos jóvenes que te siguen?

J.E: Bueno, creo que eso es algo que deberías preguntarles a ellos. Espero que positiva, al menos esa es mi intención. Me conformo con que lo que escribo haga reflexionar a la persona que me lee. Aunque no vengo aquí a dar lecciones a nadie.

M: Feminismo, identidades de género y “culpabilidad blanca” son temas que están a la orden del día en nuestros TL’s ¿nos comentas tu opinión acerca de los mismos?

J.E: El feminismo y “la culpabilidad blanca” son temas diferentes y todos tienen su idiosincrasia, pero a grandes rasgos puedo decir que las modas, como los pantalones de campana o los jerseys de rombos, terminan por pasar. Que los legitimen cuatro sociólogos que viven de ello o medios de comunicación que encuentran un gran nicho de mercado en estos temas, no significa nada. Creo en lo que el jurista norteamericano Cass Sunstein llama “mercado de ideas”, donde la verdad termina por imponerse. En ello estamos.

M: ¿Hay alguien a quien admires? ¿Por qué?

J.E: Podría citarte algunas personas, pero actualmente me conformo con cualquier persona honesta, alejada del postureo, del buenismo y de esa desagradable costumbre de tratar de caer bien a todo el mundo.

M: ¿Saben tus familiares y amigos a lo que te dedicas en Twitter? Si es así, ¿qué piensan al respecto?

J.E: Sí. Algunos me leen de vez en cuando, otros tratan de rebatirme las cosas que escribo cuando me ven y otros piensan que “Twitter” es el nombre de algún pueblo alemán. Según. Aunque quizá lo más curioso de esto sea ver a mis profesores de la universidad interactuando conmigo o compartiendo lo que escribo sin saber que las clases me las dan ellos.

M: Un libro que recomendarías leer a cualquiera:
J.E: Los libros que pasan por mis manos suelen ser de temática política, histórica, sociológica o cultural, pero si tuviera que encontrar uno que resumiera todas esas características y además trataran el factor moral sin ser un autentico peñazo, recomendaría “El arte de la guerra” de Sun Tzu.

1 comentario en “Entrevista a Joven Europeo, por Morgana

Deja un comentario