Quiero transmitir a los españoles un mensaje de esperanza, Franco hizo de España una gran nación, La pena es que no haya campos de concentración como en Alemania, balas de plata para los comunistas, pero nena, no apoyo la violencia gratuita, pero justicia sería pasar a las feministas por la guillotina. Tu bandera republicana está más bonita en llamas, igual que una puta barca de inmigrantes cuando estalla, pero eso es terrorismo, putos rojos y putos LGTBI, queriendo imponernos como vivir. Que tengan miedo como los comunistas con Franco, que tengan miedo joder.”

Tranquilos queridos lectores, antes de que empiece un linchamiento por estas palabras tengo que decir que no son mías, ni siquiera se acercan a mis ideas. Este fragmento es un popurrí de canciones por las que ha sido juzgado el famoso rapero Valtonyc, que muchos medios tildan de que este ha ido a prisión por injurias al rey, lo cierto es que no, sus delitos traspasan a los que muchos casposos de la corrección política y la extrema izquierda dirían de ofensivas para un colectivo. Por eso, me he tomado la libertad de cambiar algunas frases, pero sin cambiar el mensaje.

Así pues, cuando en este fragmento habla de “rojos”, “Franco”, “LGTBI”, “inmigrantes”, “feministas” o “comunistas” antes ponía “guardia civil”, “ETA”, “policía nacional”, “facha”, “fascistas”, “fiscal” y otros colectivos no muy defendidos en este país. ¿Increíble, no? Me hubiera gustado estar en la mente de una persona que le hubiese ofendido lo que yo hubiera puesto, mejor, que este mensaje lo hubiese colgado en youtube, hiciese canciones de ello y después de que se me juzgase por delito de odio me defendiera una masa de personas enfurecidas, muchos gritarían: ¡Pero estamos locos defendiendo a alguien que pide la muerte a personas comunistas, solo por cómo piensan! Yo no pediría personalmente la muerte de nadie, pero este sujeto pidió la muerte de guardias civiles y todos clamaron que era libertad de expresión.

Y es que en este país odiar sale gratis, pero para algunos. Porque cuando haces escraches contra determinados políticos es un jarabe de los de abajo, pero cuando te los hacen a ti, es incitación al odio. Cuando pides que pongan bombas a fiscales y que tengan miedo es un claro ejemplo de libertad de expresión, pero cuando quieres hablar de algunos temas tabús como la ideología de género es ser un fascista.

Tras leer esto me gustaría hacer una pequeña reflexión; ¿Por qué tenemos que odiar? La música, se hizo para concienciar y divertir y no para dañar y dividir, no me imagino al Ku klux klan haciendo canciones racistas incitando a la violencia contra los negros y que estos quedasen impunes, y menos que alguien racional los defendiese, por ello lanzo la pregunta; ¿Dónde está el límite de la libertad de expresión?

@PabloDeMora2 

Pablo Mora Pérez

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Un par de cosas: Valtonyc YA ESTABA CONDENADO cuando pidió que se matase a un guardia civil. En cuanto a sus canciones, que has manipulado convenientemente, sí son libertad de expresión. En este país se sanciona a la izquierda, mientras que la derecha extrema campa a sus anchas (“Don Fedeguico” es un claro ejemplo). Resulta un “liberal librepensador” insinuando que se limite la libertad de expresión.
    Por otro lado, no he leído una crítica ni a “Don Fedeguico” ni a los fascistas que exaltan el franquismo día sí y día también, y el franquismo sí causó muerte, destrucción, tortura y llenó España de odio hacia los derrotados.

  2. La libertad de expresión es tan importante que hay que tolerar abusos, ya que hay más daño en erosionar el pilar de la civilización, que el supuesto beneficio de algodonar las comunicaciones humanas. Las leyes de “incitación al odio” son una mera reedición de la inquisición más fanática, la Protestante, y no es casualidad que la reinventaran en el mundo anglosajón y nórdico.
    Sin embargo, llamar a matar o hacer daño a personas concretas NUNCA ha sido parte de la libertad de expresión, como tampoco lo es revelar información personal para facilitar estas agresiones. Cuando a las ideologías se les otorgan derechos, esos derechos se detraen de los seres humanos, y esa es precisamente la situación actual en España.

Deja un comentario

Menú de cierre