Esto no es una crítica o muestra de rechazo hacia la transexualidad o su colectivo: solo son hechos. Quien lo interprete en otro sentido tiene un problema con la libertad de expresión.

 

El pasado 20 de noviembre se celebraba el Día Mundial en Conmemoración a los Trans, para «honrar la memoria de aquellos que han sufrido y muerto por odio». Por ello, voy a honrar la memoria de David Reimer: Transexual a la fuerza.

 

David nació con el nombre de Bruce Reimer, en 1965. A los 8 meses de edad, él y su hermano gemelo, Brian, deben ser sometidos a una circuncisión por una fimosis pero la circuncisión de Bruce (David) sale mal… y su pene queda destrozado.

Sus padres deciden llevarlo al doctor John Money, de la Universidad Johns Hopkins, por sus estudios en roles de género y desarrollo sexual. Money defendía lo que hoy es ley: nacemos neutros, y el género es impuesto socialmente.

Money convenció a los padres de Bruce (David) de amputar lo que quedaba de pene y criarlo como a una niña: Brenda. Así, este médico vio la oportunidad de su vida para demostrar su teoría a través de gemelos: uno con sexo masculino impuesto y el otro femenino reasignado.

 

A los 22 meses tiene lugar la cirugía por la que a -ahora- Brenda se le extirpan todos sus genitales masculinos y se le construye una vulva rudimentaria. Money realizó un seguimiento de ambos gemelos durante 10 años, que incluyó hacerlos simular actos sexuales entre ellos así como actos pedofílicos.

Brenda recibió tratamientos hormonales para desarrollar su «femineidad», lo que entre otras, hizo que le creciera pecho. Pero cuando Money intentó implantar una vagina a Brenda, los padres decidieron parar el tratamiento. Se habían dado cuenta de q su hij@ estaba traumatizad@. Habían observado que se negaba a llevar vestidos o a jugar con muñecas. Por el contrario, prefería jugar a los policías y ladrones, a juegos militares, y con otros niños en lugar de niñas. A los 13 años, advirtió a sus padres que si seguían llevándole con Money se suicidaría.

A los 14 años de edad, Brenda supo todo lo que había ocurrido. Después de ver a un psiquiatra, decidió volver al género masculino con el que había nacido, tomando el nombre de David. A los 22 se había quitado los pechos, tomaba hormonas masculinas y se había reconstruido el pene.

 

Sin embargo, ambos hermanos arrastraban secuelas psicológicas muy severas, que sus padres atribuyen a los experimentos de Money. Brian murió de sobredosis tras haber desarrollado esquizofrenia y David se suicidó dos años después.

Mientras, Money celebró los resultados de su experimento, conocido como «caso John/Jane», publicando que todo había resultado magnífico, que Brenda (David) asumió completamente su identidad femenina, y que había demostrado que el rol de género es social, no biológico ni genético.

 

Para más información, les remito al libro publicado en 1997 por John Colapinto, As Nature Made Him: The Boy who was Raised as a Girl, q recoge el testimonio de David: «nunca me sentí una chica, nunca me identifiqué con una chica».

Además, os dejo este documental sobre su caso, compartido por nuestra compañera disidente @La_Kristo

 

 

Xiomara

Tengo miedo de lo políticamente correcto, antes me aburría, ahora me preocupa. Yo no veo razas, veo culturas que no pueden integrarse juntas. Si es difícil que una persona cambie, miles de ellas...

Deja un comentario

Menú de cierre